Se dice que la aparición de la Gruta data desde la formación de todo el valle de Teotihuacan debido a una erupción volcánica hace millones de años la Gruta no fue obra de la Naturaleza. Se cree  que los toltecas la fueron formando a medida que cavaban la tierra para obtener material de Tezontle que emplearon en la construcción de sus maravillosos templos.

Restaurante La Gruta, Teotihuacan, Estado de México

Restaurante La Gruta, Teotihuacan, Estado de México, TEOTIHUACAN, ESTADO DE MEXICO

 

Se dice que la aparición de la Gruta data desde la formación de todo el valle de Teotihuacan debido a una erupción volcánica hace millones de años la Gruta no fue obra de la Naturaleza. Se cree  que los toltecas la fueron formando a medida que cavaban la tierra para obtener material de Tezontle que emplearon en la construcción de sus maravillosos templos. En la época del auge y esplendor de la cultura teotihuacana la Gruta jugó un papel muy importante debido al tamaño y temperatura que mantenía durante todo el año, ya que se utilizaba como un gran almacén de grano tomando en cuenta que el maíz era el elemento más valioso que poseían nuestros antepasados, conservándolos frescos y en buen estado.       

Alrededor de 1900, se empezaron  realizar investigaciones y excavaciones en la zona arqueológica gracias al señor doctor Leopoldo Batees y de apoyo del primer ministro de la República mexicana el señor General Porfirio Díaz que se considera como un acontecimiento de importancia, siendo el único Jefe supremo que tomó empeño en los descubrimientos de las pirámides del sol y de la luna que estarían al descubierto  para el primer centenario de nuestra independencia, acusando testimonios de una civilización comparable a la de los egipcios en la época de su esplendor. De aquí que Teotihuacán fue y seguirá siendo digno de ser estudiado y visitado para los próximos siglos.

 

Hacia 1906, el General Porfirio Díaz en sus visitas periódicas a Teotihuacan pedía que le hicieran banquetes en la Gruta bautizada con el nombre de la Gruta de Porfirio Díaz y así a la sombra de una gruta todas las personas que formaban parte de su comitiva e invitados degustaban comida mexicana de la región en esta extensa Gruta.

En 1928, la Gruta es adquirida por el señor Filiberto Cedillo quien en 1929 hace la inauguración formal del restaurante la Gruta, desde entonces con una larga trayectoria de servicio y calidad a nivel mundial y hasta la fecha siendo la tercera generación, la familia Cedillo han logrado crear una identidad  reflejada en la gastronomía de su cocina mexicana, enfatizando  con ingredientes de la región conjugando con una ambientación mexicana de fiesta música viva, ballet  folklórico, excelente servicio, una bien surtida cava de vinos mexicanos y arraigo de siglos que resiste el más severo juicio de exigentes paladares de varias nacionalidades en un ambiente único y original como es el restaurante La Gruta.

Convirtiéndose desde entonces, en una tradición generacional a través del tiempo...

 

Servicios

Abierto después de media noche, Estacionamiento o Valet Parking, Música, Televisión, Internet Inalámbrico, Vinos y cervezas, Bar, Juegos de mesa, Banquetes